Responsabilidad Social Banfield

Acciones que dejan huella

Ángeles Salvando Ángeles, un proyecto medioambiental para ayuda a niños con cáncer

El tener un hijo enfermo hace que como padres nos lleguemos a sentir angustiados, peor si el diagnóstico que se recibe de la enfermedad es cáncer, de la angustia se pasa a la desolación.

Junto a los tratamientos de cirugía y quimioterapia que se reciben para tratar de controlar esta enfermedad, se vive un viaje lento del cual se espera salir pronto con una evolución favorable. Durante los procesos de quimioterapia la zona de hospital se llena de niños de diferentes estratos sociales y zonas del país, por lo que al platicar con los padres de estos niños, nos damos cuenta que la gran mayoría no cuenta con el recurso económico necesario no solo para poder comer, sino tampoco para en caso de requerirse, el adquirir algún insumo necesario para que sus hijos puedan recibir la quimioterapia tan anhelada (a pesar del daño que ocasiona a esos pequeños cuerpos) con la ilusión de ganarle la carrera y la guerra al cáncer.

Después de la pérdida de un hijo por cáncer, surgió la idea de poder ayudar de alguna manera a estas familias de escasos recursos y teniendo conocimiento de la gran cantidad de material para reciclar producido por el Hospital Veterinario UNAM-BANFIELD, se inició un proyecto que tendría como fin el poder ayudar de dos formas:

1) Reciclar adecuadamente materiales como PET, latas de aluminio, cartón y papel ayudando a no tener estos materiales en la basura contaminando nuestro medio ambiente (para este fin también se invitó a la comunidad que visita al Hospital).
2) Emplear el recurso económico obtenido del material reciclado para donar material necesario para los niños con cáncer y escasos recursos.

El punto más importante es no dar recurso económico a la familia del menor en tratamiento, sino teniendo contacto con el equipo médico que atiende a estos niños o con el grupo de voluntarios del mismo Hospital, conocer que material se necesita para el tratamiento, por ejemplo: agujas para catéter centrales, catéteres centrales, adhesivos, medicamentos, etc.

De esta manera durante el primer año del proyecto se reciclaron:
- Dos toneladas de PET, equivalente a $7,000.00
- Dos toneladas de cartón, equivalente a $2,000.00
- 450 kg de latas de aluminio, equivalente a $6,300.00
- 240 kg de papel, equivalente a $360.00

Este material dio oportunidad de adquirir y beneficiar a 150 niños para catéter central, 6 niños con catéteres de puerto para quimioterapia, 2 colchones especiales para evitar ulceración por decúbito; además de contas, adhesivos y medicamentos varios para manejo del dolor de los pacientes bajo tratamiento de quimioterapia.
El segundo año se donaron 450 agujas (450 niños), 4 catéteres de puerto, 3 sillas de ruedas y 3 carriolas.

Desde hace 7 años el proyecto se ha mantenido vigente y se ha vuelto una forma de parte del Hospital Veterinario UNAM-BANFIELD en aportar un grano de arena en la ayuda de familias de bajos recursos para poder ofrecerle a sus hijos una opción de tratamiento pero sobre todo una oportunidad para salir delante de la enfermedad que los aqueja.


Los servicios que el Hospital Veterinario UNAM-Banfield ofrece a sus clientes están diseñados para ofrecer una estancia placentera desde su llegada, por esto contamos con un amplio estacionamiento con capacidad para más de treinta automóviles.

Lea nuestro Aviso de Privacidad
Todos los derechos reservados 2019 UNAM - Banfield® INTERNATIONAL ©