Leucemia Viral Felina

MVZ. ESP. DIPL. TERESITA LERMA ÁVILA
HOSPITAL VETERINARIO UNAM-BANFIELD
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La leucemia felina es una enfermedad infecciosa ocasionada por un virus único de nuestros pacientes felinos, que no tiene nada que ver con la leucemia en humanos y que desafortunadamente en nuestro país sigue siendo una de las enfermedades más comunes. Incluso existen pacientes que pueden tener esta enfermedad desde el nacimiento habiéndose contagiado durante la gestación y en la lactancia a través de la madre.

Al ser ésta una enfermedad viral, su transmisión es por contacto directo entre los ejemplares, esto incluye compartir comederos, bebederos y espacios, siendo la principal fuente de transmisión la contaminación por medio de heridas y rasguños, lo cuál es común en nuestros gatitos que no sean totalmente de interior o ferales (callejeros).

Los signos que podemos encontrar en nuestros gatitos son muy variables y van a depender de muchos factores como la edad del paciente y/o el órgano afectado por esta enfermedad. Dichos signos son tan variables que pueden ir desde pérdida de peso, cuadros gastro-intestinales como vómito y/o diarrea e incluso signos respiratorios y neurológicos. Lo anterior nos lleva sin duda al punto más importante: ¿cómo evitarlo?

Tenemos a nuestro favor una estrategia para prevenir la enfermedad: la medicina preventiva. Al ser una enfermedad de tipo viral, actualmente contamos con una vacuna que puede proveer al paciente de las defensas adecuadas para mantenerse sano. Es importante mencionar que antes de iniciar un cuidado preventivo en nuestros pacientes, es indispensable realizar una prueba sanguínea de identificación del virus y con esto determinar si es negativo o incluso un portador sano del virus de Leucemia Felina. En caso de que esta prueba nos indicara que nuestro “amigo” es positivo al virus de leucemia, nuestro veterinario nos indicará cual es el manejo más adecuado, además, no todos los pacientes que son positivos presentan signos de enfermedad e incluso podrían estar haciendo su vida de forma normal. Lamentablemente un gran porcentaje de gatos afectados presentará signos de enfermedad muy inespecíficos de esta enfermedad considerada mortal para muchos de ellos.

La medicina preventiva es sin duda la clave para que nuestros pacientes se mantengan sanos. Se considera que un gatito con un calendario de vacunación actualizado está en muy bajo riesgo de contraer esta afección.

En el desafortunado caso que sepamos que nuestro gatito es positivo a la enfermedad, el médico veterinario establecerá la fase en que se encuentra, con base en esto se implementará un tratamiento específico. Actualmente parte del tratamiento exitoso incluye el uso de estimulación del sistema inmune, es decir, las defensas del organismo.


Los servicios que el Hospital Veterinario UNAM-Banfield ofrece a sus clientes están diseñados para ofrecer una estancia placentera desde su llegada, por esto contamos con un amplio estacionamiento con capacidad para más de treinta automóviles.

Lea nuestro Aviso de Privacidad
Todos los derechos reservados 2019 UNAM - Banfield® INTERNATIONAL ©

OPEN
Por favor, ingresa tu nombre
Por favor, ingresa tu correo electrónico
Por favor, ingresa tu no. de teléfono
Invalid Input
Por favor, verifica esta casilla
x

También visita nuestro Video Blog:

Ir a Video Blog